press to zoom
1/13

MEDIATECA EN EL BALUARTE DE PARMA, PAMPLONA

Un proyecto definido por la relación con el entorno, que no es otro que la trama urbana del casco antiguo de Pamplona, compuesta por edificios con más altura que anchura, que trasladamos a la mediateca por medio de pórticos estrechos y alargados.



Se propone una plaza de entrada que enfatiza el entramado de los pórticos por medio de pavimentos que siguen las mismas líneas hasta trepar por la fachada. La mediateca abraza a la plaza produciendo un vacío en el punto de unión de los dos volúmenes que conformaban el edificio. En este vacío se genera la entrada al mismo.

Se accede a un espacio diáfano compuesto únicamente por pórticos de madera que te recogen y dejan entrever el exterior. Un espacio amplio, donde los pórticos generan un precioso juego de luz, entrecortándola y enriqueciendo los volúmenes.

A mano derecha, el volumen de oficinas y otros servicios, bien diferenciado y que posee diferentes juegos de fachada, consistentes en lamas móviles que cierran el último pórtico del edificio.

En el sur de esta planta se proyectan los diferentes espacios de estudio que conforman la mediateca, con unas bonitas vistas al norte y al sur.

La planta superior está destinada igualmente a espacios de estudio y de lectura, con vistas tanto al norte, mirando a las montañas, como al sur, mirando al casco antiguo. El forjado de esta planta cuelga de los pórticos por medio de unos tirantes metálicos.

La planta -1, con salida a otra plaza y al mirador, se destina a zonas más públicas, como sala de conferencias y cafetería con zona de lectura.

Lo que se consigue en esta mediateca es una continuidad en el edificio, que se manifiesta incluso en los recorridos de los usuarios, relacionando las dos plazas, la del norte y la del sur.