press to zoom
1/8

VIVIENDAS SOCIALES EN FONTELLAS, NAVARRA

Se disponía de un solar destinado a viviendas en el que se optó por descartar el típico bloque y aprovecharlo mejor creando dos pastillas rectangulares de viviendas unidas entre sí en tres puntos cada una.

En estas uniones se colocaron las comunicaciones verticales y las distribuciones de entrada a cada vivienda. Estos puntos de unión no partían la continuidad del jardín existente entre las dos piezas, debido a que sus fachadas eran de vidrio y lamas de madera, de modo que se podía ver la continuidad del jardín a través del vidrio.


A cada vivienda se le dio un hall de entrada que asomaba al jardín. Pasado el hall accedías a la sala de estar que daba tanto al jardín como al exterior,  colocando un vidrio entre las dos estancias para conseguir la continuidad del espacio y aprovechar las dos orientaciones para ventilación natural.


Cada vivienda mantenía un corredor en la zona que daba al jardín y se mantenían a este lado todas las zonas húmedas, como eran la cocina y los baños. Esto proporcionaba luz en todas las estancias húmedas y comodidad al no generar espacios cerrados.


En el lado opuesto, en el que daba al exterior, se colocaron todas las estancias privadas de la vivienda, habitaciones con zona de estudio actuando de corredor igualmente.


En las salas de estar y las habitaciones se retranqueó el vidrio para que la fachada pudiese generar sombra y poder hacer frente a las orientaciones este y oeste.
De esta forma se consiguió una terraza en la sala de estar que enmarcaba el paisaje además de ser un espacio muy aprovechable durante el año.


Se crearon jardineras en todos los huecos de fachada y en el corredor, que además de dar colorido al espacio actúan mejor contra el calor en fachada.